Make your own free website on Tripod.com

LA REAPARICION DE LOS VERDADEROS PADRES Y LA FAMILIA IDEAL

Reverendo Sun Myung Moon

Discurso dado el 6 de julio de 1992 en un encuentro de dirigentes de la Federación de Mujeres por la Paz Mundial, en Seúl, Corea

Presidenta Hak Ja Han Moon, distinguidas invitadas, y mujeres líderes: Hoy me he sentido profundamente confortado por las palabras de la Presidenta Han. Al ir por este camino, siguiendo las instrucciones del cielo, mi vida se ha visto inmersa en un extraordinario sufrimiento. El camino del cielo es absolutamente recto, no permite ningún tipo de compromiso. No te deja preocuparte por cuestiones de honor o dignidad humanas. Es un sendero solitario en el que sólo he podido vivir por la voluntad de Dios.

Al igual que cada individuo tiene una determinada fortuna, la familia y la nación también disponen de una fortuna familiar y una nacional. Más allá, estaría la fortuna del mundo y la del cielo que incluiría a todo el cielo y la tierra. Aunque se nazca con una gran fortuna, cuando la fortuna familiar disminuye, se pasa por dificultades. Si alguien dispone de una buena fortuna personal y familiar, pero la fortuna nacional se hunde, no puede evitar la ruina.

La fortuna nacional y la dirección del mundo siguen la dirección y el progreso de la fortuna del cielo -que está por encima de todo y que incluye a todo. Por tanto, para construir el camino del cielo en este mundo hay que lograr que el camino seguido por el individuo o la nación se corresponda a la fortuna del cielo.

Pensemos hoy en los males que aquejan Corea y los problemas del mundo: depresión económica, polución ambiental, irregularidades políticas, conflictos raciales y religiosos, degradación ética y moral, colapso de los valores. ¿Hay alguien que pueda resolver de raíz tantos males y problemas? Hasta ahora, no ha sido posible lograrlo con los conocimientos o los esfuerzos humanos. No hemos podido dar soluciones con medidas económicas o gubernamentales. Y los males de la humanidad han ido empeorando.

En este tiempo, la humanidad debe prestar atención con humildad a la voz del cielo y adoptar la solución que nos dé Dios. Este país y su gente deben aceptar mis enseñanzas. No estoy tratando de ensalzarme sino de cumplir la voluntad de Dios. El me ha revelado los principios del cielo y me ha dado las respuestas a los problemas fundamentales de la humanidad.

Mi vida ha sido muy difícil. He sido golpeado, perseguido, encarcelado injustamente por diversos gobiernos, y debido a los prejuicios y la oposición maliciosa de algunos líderes cristianos, se han esparcido todo tipo de rumores sobre mi persona. Pero, gracias a la protección de Dios, he podido crear un milagroso y victorioso fundamento mundial. Este fundamento no tiene precedentes en la historia humana.

En América, como nación elegida para representar al Cristianismo mundial, he establecido un fundamento récord, superior al logrado por cualquier persona que no sea de raza blanca. Por supuesto, he tenido que sufrir discriminación racial y prejuicios religiosos, he tenido incluso que ir por un injusto encarcelamiento. A pesar de todo, he reconstruido el fundamento cristiano, debilitado en sus cimientos, he educado y guiado a la juventud, víctima de las drogas y la inmoralidad, y he dado esperanza a América. Ni el gobierno americano ni su pueblo pueden ignorar este fundamento.

Lo mismo es cierto para Japón y Europa. Existen además prósperas misiones de la Unificación en 160 países. Cada una de ellas ha llegado a ser un modelo de las más diversas actividades religiosas, así como un movimiento modelo en la reconstrucción de los valores éticos y morales.

Unificación por medio del verdadero amor a los demás

A principios de la década de los ochenta pedí que se celebraran varios encuentros académicos del más alto nivel para tratar el tema del colapso del imperio soviético. En 1985, una revista académica publicó un artículo, que se ha hecho famoso a nivel mundial, profetizando por vez primera el colapso del imperio comunista soviético.

Con este fundamento, visité la Unión Soviética y me reuní con Mijail Gorbachov. En la actualidad, tres de las quince repúblicas de la antigua Unión Soviética, han iniciado un movimiento para hacer que el Unificacionismo sea la religión nacional.

Miles de estudiantes universitarios han estudiado ya mis enseñanzas, y la Asociación Universitaria para el Estudio del Principio (CARP -siglas en inglés-), que es la organización de estudiantes universitarios de la Iglesia de Unificación, está organizada en más de 700 universidades. Este año, decenas de miles de maestros y estudiantes de escuela secundaria participarán en los seminarios del Principio Divino.

¿Pensáis que este tipo de actividades es sólo fruto del esfuerzo humano? Es un testimonio auténtico de que el Dios vivo está trabajando con nosotros. Están ocurriendo milagros. Ateos convencidos están cambiando su visión de la vida y del universo por otra visión centrada en Dios, tras cinco días de conferencias del Principio Divino.

He establecido un fundamento enorme en China. Muchos proyectos importantes, como la construcción de la ciudad industrial Panda, fueron planeados hace años. Muchos misioneros han trabajado con fuerza en la clandestinidad hasta el presente. Sólo Dios sabe lo mucho que he hecho para lograr la unificación de Corea del Norte y del Sur. La unificación del norte y el sur de Corea no implica simplemente una unificación visible y externa, es una unificación providencial centrada en Dios. Esta no podrá lograrse sin mi fundamento.

La unificación que busca la providencia de Dios no es un fin en sí mismo, sino que sobre el fundamento de esta unificación deberá florecer la libertad, paz y felicidad eternas. No puede ser una unificación a la fuerza o perjudicando a una de las partes. Debe ser una unificación por medio del verdadero amor, donde unos vivan por los otros, y se den una y otra vez. Por tanto, la unificación de la patria no puede ser explotada en beneficio de un cierto individuo, un cierto partido político o un gobierno en particular. Cuando nuestros corazones y nuestros actos, iluminados por el amor, conmuevan el corazón de nuestros paisanos del norte, entonces llegará una verdadera unificación.

Para lograr la paz mundial

¡Mujeres líderes! Con el verdadero amor de Dios como guía he fomentado movimientos de reconciliación entre denominaciones y religiones a escala mundial. Sin esta reconciliación e intercambio entre religiones divididas, ¿cómo podremos conseguir la paz mundial? ¿No es verdad que existen todavía espantosos conflictos religiosos en Oriente Medio, en Irlanda, en los Balcanes y en otras regiones?

El 27 de agosto del año pasado, reuní a los más altos dignatarios religiosos del mundo e inicié la Federación Interreligiosa para la Paz Mundial. La reunión tenía como fin, lograr la paz mundial por medio de la unidad y la cooperación entre personas religiosas. Esta es una organización de extraordinario valor. Puede que haya diferencias importantes entre las religiones, pero existen tantos o más puntos en común y, además, todas tienen como meta la búsqueda del Ser Absoluto.

Es importante tener en cuenta que Dios estableció a todas las religiones con un propósito providencial global. Por tanto, todas deben llegar a unirse. Tal y como la presidenta Han señaló en su discurso, el Cristianismo enseña que el hombre comió del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal o, en otras palabras, que nuestros antepasados humanos cometieron el pecado de incredulidad y cayeron. Si los antepasados del hombre no hubieran caído, como preciosos hijo e hija de Dios -príncipe y princesa de Dios- habrían heredado el linaje de sangre de Dios y las pertenencias de su Padre Dios, es decir, la creación. Para lograrlo, debían crecer hasta la perfección y llegar a ser un marido y una mujer ideales desde el punto de vista del amor. Sin embargo, por la caída, se apartaron del linaje de sangre de Dios, les fueron robadas las pertenencias de Dios y perdieron el corazón de Dios.

La providencia de la salvación de Dios como providencia de restauración en busca de una restitución total, debe hacerse responsable por la misión de restaurar el linaje de sangre, recuperar el derecho a la propiedad y cambiar el corazón humano. Como consecuencia de la caída, Adán y Eva se unieron con Satán y le siguieron hasta el infierno. El hijo mayor, Caín, siguió a Eva, y el segundo hijo, Abel, siguió los pasos de su hermano. La providencia de la restauración de Dios se ha llevado a cabo haciendo que la condición de separación de Satán la establezca el segundo hijo que, empezando más tarde y representando el lado del bien, debe subyugar al hijo mayor, que empieza primero y representa el lado del mal.

La esencia de la providencia de la restauración está en enviar al Adán restaurado, el Mesías, para cambiar el linaje de sangre, el derecho a la propiedad y el corazón. Sin embargo, el nivel de corazón del hijo original no se puede restaurar de repente. La providencia debe completarse gradualmente, empezando por la posición de siervo de siervos.

En este mundo, sometido al poder de Satán, Abel, en el lado del bien, debe completar la misión del siervo de siervos viviendo por Caín con verdadero amor. Entonces Satán no podrá acusarle, sino que le alabará y le reconocerá....... A continuación debe restaurar las misiones de siervo, hijo adoptivo, hijo ilegítimo e hijo legítimo siguiendo el orden del amor y del sentimiento. La restauración se logrará en cada nivel si el lado de Abel vive por el lado de Caín con verdadero amor, de forma que Satán no pueda acusarle.

Si Abel, en la posición de verdadero hijo o hija, logra que Caín se rinda y se una a él, Eva, como madre, podrá valerse de este fundamento y cumplir su responsabilidad. Entonces Adán podrá apoyarse en este nuevo fundamento. Y, por primera vez, Dios llegará a vivir con ellos gracias al fundamento logrado, y las ocho etapas necesarias del curso vertical de la providencia de la restauración habrán sido completadas.

Las etapas de la providencia de la restauración, vistas horizontalmente, también son ocho: el individuo, la familia, la tribu, la raza, la nación, el mundo, el cosmos y Dios. Jesús vino como el segundo Adán, el Mesías, pero desafortunadamente el pueblo elegido de Israel no llegó a reconocerle.

¿Serán los cristianos de hoy capaces de reconocer al Señor cuando éste vuelva? El Señor en su Segunda Venida no aparecerá literalmente en las nubes del cielo. Hay gente que lo cree así y que están anunciando que el 28 de octubre de este año serán elevados a las nubes del cielo, pero esto no ocurrirá. Os ruego que me creáis, este tipo de acontecimiento nunca va a ocurrir. El Señor que sufrió la cruz, volverá a llevar la cruz.

Hubo tres tipos de personas en la crucifixión de Jesús. El primero, el ladrón a la derecha de Jesús que se arrepintió de sus pecados y dio testimonio de él; el segundo, el ladrón a la izquierda de Jesús, un pecador que no se arrepintió y ofendió a Jesús. El tercero, Barrabás, un delincuente que debió ser crucificado, pero salvó su vida al ser crucificado Jesús en su lugar.

En los días de la Segunda Venida, estos tres modelos reaparecen a escala mundial. El Cristianismo Occidental pertenece al primer modelo, en la posición del ladrón a la derecha de Jesús. Los cristianos aunque tienen el pecado original, creen en el Señor y están en la posición del bien. El bloque comunista, materialista y ateo, se corresponde al segundo modelo y está en la posición del ladrón de la izquierda. El Islam, en Oriente Medio, estaría en el tercer modelo, en la posición de Barrabás. Debido a que Jesús murió en su lugar e Israel causó la muerte de Jesús en la cruz, el Islam ha ocupado las tierras de Oriente Medio repartidas entre las doce tribus de Israel. El Señor en su Segunda Venida, en la posición del Jesús renacido, debe reordenar los logros a escala mundial de estos tres modelos surgidos por la muerte de Jesús.

Para enderezar el mundo cristiano occidental, debe traer un nuevo movimiento de reforma religiosa, vencer la ideología atea del comunismo y llevar a todo el bloque comunista al lado de Dios. La ideología que vencerá a las ideologías de izquierda y derecha y logrará la armonía entre ambas es mi propuesta ideológica del Diosismo.

Yo he cumplido mi misión como Señor de la Segunda Venida, Salvador y Verdadero Padre

Como ya he dicho, los mundos de la izquierda y la derecha están ya siendo mejorados gracias a la ideología del Diosismo. El Islam ha empezado también a promover la reconciliación y la cooperación. El pasado mes de abril ocurrió un hecho milagroso. Varios representantes de ocho países del Oriente Medio fueron partícipes de la boda múltiple de la Iglesia de Unificación. En ella, oficié la ceremonia de bendición que permite a las personas caídas limpiarse del pecado. He resuelto también el conflicto histórico y la tensión entre la izquierda y la derecha, y he logrado el milagro de la reconciliación con el mundo del Islam.

Estos hechos no se deben sólo a la habilidad o a la capacidad de organización que tenga un hombre en particular. Dios me escogió para ser el Mesías y durante este tiempo El ha estado haciendo que Su obra de salvación vaya adelante.

Yo he cumplido mi misión como Señor de la Segunda Venida, Salvador y Verdadero Padre. Estoy anunciándolo aquí, en este lugar, porque ha llegado el tiempo de poder hacerlo. Aquellos que lo acepten serán bendecidos. Si este pueblo me escuchara, ¡qué bueno sería para este país! ¡Qué bueno sería si los hombres de estado me escucharan! El que una persona me escuche o no es su responsabilidad personal; sin embargo, está llegando el tiempo en que todo el mundo querrá escucharme.

Normalmente, la gente cree que el Mesías viene como el Señor de la Gloria y que viene a juzgar, pero están equivocados. Dios aborrece este mundo de pecado. Incluso ha llegado a pensar en juzgarlo y destruirlo de repente. Sin embargo, al Dios del verdadero amor siempre le preocupa la vida eterna de la humanidad. Tenéis que entender el corazón de Dios que por tanto tiempo ha perseverado, con un verdadero amor, para hacer que la humanidad le obedezca por propia voluntad.

Desde el punto de vista del hombre caído, el Mesías viene como el Salvador, pero desde el punto de vista de Dios, él es el Verdadero Padre, el Verdadero Hijo, que hará realidad el ideal de la creación basado en el verdadero amor, perdido en un principio. El Mesías es un pionero en el sendero del sacrificio, ofreciendo su vida por liberar a Dios del inmenso dolor causado por la caída. No viene a disfrutar de una posición privilegiada, sino a derramar lágrimas con el corazón de Dios y a esforzarse por encontrar el camino para hacer que Satán se rinda.

El vive profundamente preocupado y ansioso por realizar el propósito de la creación de Dios. Conoce mejor que nadie el corazón de Dios, que como un siervo de siervos, ha estado vagando por el mundo satánico, derramando incontables lágrimas, en busca de sus hijos perdidos. Por tanto, al menos que pueda liberar a Dios completamente de su dolor, no se siente digno de ser glorificado.

Realizad el ideal de la verdadera familia

¡Líderes de la Federación de Mujeres por la Paz Mundial! Tiene que haber sido muy difícil para todas vosotras la organización de una gira de discursos públicos, uno tras otro, sin descanso, y probablemente, al escuchar que se iba a celebrar este discurso con tan sólo diez días de preparación, os habréis quejado. Sin embargo, si sinceramente ofrecemos juntos nuestro corazón, día a día, podremos cumplir la voluntad de Dios. No tengo intención de explotaros. Me necesitáis. Debéis uniros a la Presidenta Han y ser una prolongación de ella, y en vuestra familia debéis educar a vuestros hijos y a vuestro marido adecuadamente. Quiero que todas vosotras, bajo el ideal del verdadero amor, recibáis la bendición de Dios.

Mi mayor deseo es ver que cada una de vuestras familias cumple el ideal de una verdadera familia unida por el verdadero amor. ¡Líderes de ciudad, pueblo, aldea, condado, distrito y comunidad de vecinos de la Federación de Mujeres por la Paz Mundial, gracias a vosotras se restaurarán los valores morales! Si hacéis crecer este movimiento de verdadero amor, ¿qué otro movimiento puede haber que sea más patriótico que éste?

Tenemos un montón de trabajo por delante. Debemos desarrollar un movimiento que fomente una moralidad adecuada, un movimiento que logre la erradicación de las drogas, un movimiento contra el tabaco y la bebida, un movimiento para eliminar los barrios bajos, un movimiento para denunciar la inmoralidad de los líderes de la sociedad e inspirar y estimular a nuestra juventud. Cuando la sociedad coreana guiada por vosotras, como mujeres importantes, llegue a purificarse, y la armonía por medio del verdadero amor, se alcance, entonces la ansiada esperanza del pueblo coreano, la unificación del norte y sur de Corea, se hará realidad. No sólo eso, sino que nuestra nación llegará a guiar al mundo y lograr un mundo de paz.

Debéis uniros a la familia de los Verdaderos Padres

¡Mujeres líderes! Hasta el presente nunca he pedido a mis seguidores que hagan algo que yo no haya hecho antes. Os pido sinceramente que pongáis en práctica el verdadero amor y os comprometáis, aunque sea una centésima parte de lo que yo he hecho, a crear un gran movimiento de salvación nacional.

Las unidades más eficaces en el movimiento de la Federación de Mujeres serán el pueblo, la aldea, el condado y el distrito. Cuando el movimiento del verdadero amor crezca en estas unidades básicas, entonces podrá ir al nivel de barrio y, finalmente, echará raíces en la familia. Tenemos que volver a nuestra tierra natal original, anterior a la caída, y recuperar a la familia que fue separada de Dios, así podremos asentarnos de forma permanente. Dios ha trabajado tanto, ha sufrido tanto para recuperar al Adán perfecto. Por esto, ha podido venir el Verdadero Padre, ha nacido el verdadero hombre celestial.

Ya que el mundo satánico sabe que este hombre es el verdadero novio, el señor llegado como el rey del Reino de los Cielos y la Tierra, los hombres de este mundo están intentando destruirle uniendo individuos, familias, naciones, el mundo y el universo contra él. Desde la posición de tener que sufrir todo tipo de persecuciones, intrigas y calumnias de Satán, él ha logrado la victoria a nivel individual, familiar, nacional, mundial y cósmico y ha llegado a ser uno con Dios. El ha venido, como el primer hombre victorioso de la historia, al mundo satánico del individuo, la familia, la nación, el mundo y el cosmos.

La Verdadera Madre, que hasta ahora ha estado en la posición de seguir los pasos del Verdadero Padre, ha logrado por primera vez en la historia estar en la misma posición que él. Por medio de su proclamación a escala mundial de la liberación de las mujeres, el Verdadero Padre y la Verdadera Madre podrán reunir a sus hijos, presentarse ante Dios, y heredar la autoridad y el poder del cielo. Ellos establecerán la familia original, recobrarán la tribu, la raza, la nación, el mundo y el cosmos, y reorganizarán el mundo perfecto de la voluntad de Dios.

Todos los hombres se encuentran en la posición del arcángel y, por tanto, en la posición de tener que devolver a sus mujeres. Las mujeres están en la posición de ser prolongaciones de la Verdadera Madre, la Eva perfecta. Desde esa posición, como prolongaciones de Eva, unidas a la Verdadera Madre, podrán unirse al Verdadero Padre, y educar a sus hijos e hijas con el pensamiento de los Verdaderos Padres.

Con esta educación sus hijos e hijas llegarán a ser verdaderos hijos e hijas y podrán unirse a su madre. A continuación, deberán reeducar a su padre terrenal y recibir la bendición de los Verdaderos Padres. Y al vivir injertados a los Verdaderos Padres, aprenderán la tradición familiar de los mismos.

Ya que Adán y Eva cayeron en el nivel familiar, la restauración debe lograrse en el nivel familiar. La restauración tiene que ir más allá del condado, el distrito y la comunidad de vecinos, y adentrarse en el campo de la familia, de forma que todas las familias puedan encontrarse con los Verdaderos Padres. Los Verdaderos Padres han superado la cima individual, nacional, mundial y cósmica, y han conseguido la victoria. Sin embargo, para salvar a cada familia, deben ir de nuevo al cosmos, al mundo, a la nación y a la familia. Este es el motivo de nuestra reunión.

El mitin del pasado diez de abril fue el mitin mundial de los Verdaderos Padres, y su objetivo era lograr que actos similares se celebraran a nivel nacional, en la ciudad, el distrito, el pueblo, la aldea, el condado, el barrio y la comunidad de vecinos, hasta llegar al nivel familiar. Unidas a los Verdaderos Padres, vosotras, líderes de la Federación de Mujeres por la Paz Mundial podréis conseguir la restauración familiar y lograr una victoria total. Esta la debéis llevar a vuestra tribu. Los Verdaderos Padres ya han elegido mesías tribales por todo el mundo. Si sois educados por ellos y os unís a ellos, la restauración de la nación se logrará de forma natural.

Así, la unificación de Corea del Norte y del Sur, la unificación del mundo, y la unificación del cielo y la tierra, serán una realidad. Dios mismo, será liberado. Y llegaremos a ver una era de paz centrada en Dios.

¡Qué la Verdadera Madre y las mujeres del mundo entero se unan para encontrarse con el Verdadero Padre que viene como el novio, y que, en la posición de la novia, podamos restaurar la familia ideal de la creación!

Os ruego que seáis miembros de la Federación de Familias para la Paz Mundial y construyáis familias dignas de la mayor bendición.

Muchas gracias.

Discursos